CHILE * DEFENSA

CHILE * DEFENSA

*** FORO MILITAR ***
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Operación soberanía u Operativo afianzamiento de la soberanía?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
PillanFAH
CORONEL
CORONEL


Mensajes : 986
Localización : Tegucigalpa, Honduras
Fecha de inscripción : 17/02/2010
Edad : 36

MensajeTema: Operación soberanía u Operativo afianzamiento de la soberanía?   Vie 14 Mayo 2010, 22:45

Tomado y recopilado del sitio: Poder Militar El sitio del Poder Militar Sudamericano.
Por el forista: darkknight

Para solucionar el litigio por las islas y los derechos marinos al sur del Canal Beagle, Chile y Argentina habían acordado someter el diferendo a la corona británica, en la forma, pero en el contenido habían ya nombrado de común acuerdo a los jueces y el marco de derecho internacional al cual debía atenerse el tribunal que dictó su sentencia el 22 de mayo de 1977 y que fue declarado nulo por Argentina. Una vez desconocida la validez del Laudo Arbitral de 1977, Argentina movilizó todo su poderío militar, para obligar a Chile a revertir lo establecido por el tribunal. Para ello planificó una guerra de agresión contra Chile. Esta operación es conocida como Operación soberanía u Operativo afianzamiento de la soberanía.

La situación chilena parecía bastante desventajosa. Frente a un país que casi lo doblaba en el número de habitantes, con un ingreso per capita casi del doble y una ventaja geográfica enorme, Chile enfrentaba además, a raíz de las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura, una negación a la venta de armas de parte de sus proveedores tradicionales (EE.UU. y Europa), lo que dificultaba aún más la ya compleja tarea de resguardar su territorio, debido a su propia geografía.

El balance militar

A consecuencia del asesinato de Orlando Letelier los Estados Unidos habían decretado un embargo de armas contra Chile, la Kennedy Amendment, después ampliado en International Security Assistance and Arms Export Control Act of 1976. (Posteriormente, este Amendment también fue aplicado a la Argentina). Así mismo Alemania Federal se negaba a vender armas a Chile: el semanario alemán Der Spiegel en su edición del 6 de marzo de 1978 en un artículo sobre la política oficial de venta de armas constataba (pág.31):

...seit 1974 verhalf Bonn zudem den Streitkräften fast aller südamerikanischer Meeresanreiner (Ausnahme: Chile) zu stärkerer Seetüchtigkeit ..."

(Traducc.:"... desde 1974 Bonn contribuyó al fortalecimiento de la capacidad marítima de las marinas de guerra de casi todos los países suramericanos costeños (excepción: Chile)...)

También Austria se negaba a vender armas a Chile. Tanto Austria como Alemania vendían armas a Argentina sin restricciones especiales y con EE.UU. mantenía buenas relaciones a cambio de la cooperación argentina en la lucha antiguerrillera en Centroamérica.

Es importante señalar que desde Europa varios países continuaron vendiendo armas a Argentina durante la fase más peligrosa del conflicto. En diciembre de 1978, cuando la amenaza de guerra era evidente, los astilleros alemanes Blohm + Voss acordaron con Argentina la construcción de 4 Destructores y el mismo año Francia vendió y entregó dos corbetas tipo D'Estienne D'Orves A-69 con misiles Exocet, llamadas "Good Hope" y "Transvaal", originalmente contruídas para el entonces gobierno racista de Sudáfrica y que no pudieron ser entregadas por el embargo decretado por la ONU. En Argentina se les llamó ARA Drummond (P-31) y ARA Guerrico (P-32).

Sin embargo esta inferioridad cuantitativa era atenuada por factores como:

Chile utilizaba una mayor parte porcentual de su presupuesto en defensa
la defensa implicaba menos riesgo que el ataque

las continuas intervenciones de las fuerzas armadas argentinas en la política contingente desde los años 30 habían mermado notablemente sus capacidades profesionales

el ejército atacante debía cruzar la cordillera solo por pasos conocidos y el defensor podía elegir el tramo en que lo enfrentaría

Si bien estaba claro que la Argentina poseía más material de guerra y más soldados, de ninguna manera la proporción era de 3:1 , que en general se considera necesaria para tener una alta probabilidad de victoria.

Sobre la disciplina, moral, motivación, adiestramiento y apertrechamiento de la tropa, el mantenimiento de los equipos, sobre la capacidad de los oficiales y la idoneidad de la dirigencia del país, que son factores más importantes aún que la cantidad de material de guerra, no se puede dar una calificación de antemano.

Posteriormente, las Fuerzas Armadas argentinas durante Guerra de las Malvinas dejaron traslucir falta de celo en el cumplimiento de su deber. Según el Informe Rattenbach, la derrota tuvo como causa la supremacía material y organizativa del enemigo, pero también los errores y desaciertos internos de las fuerzas armadas argentinas y de la conducción política de la República Argentina.

Según Raúl Castro, embajador de los Estados Unidos en Buenos Aires en 1978, los jefes superiores argentinos consideraban que la guerra sería fácil de ganar: "Ellos suponían que iban a invadir Chile, Santiago, especialmente. Les parecía algo muy fácil; una cuestión de cruzar la frontera y que los chilenos se iban a dar por vencidos. Y yo les decía: No, no, se equivocan. Ellos tienen una armada mejor que la de ustedes. Están bien armados, son muy fuertes".

Augusto Pinochet, por el contrario, preveía una guerra larga y de desgaste: "una guerra de montonera, matando todos los días, fusilando gente, tanto por parte de los argentinos como por nuestra parte, y al final, por cansancio, se habría llegado a la paz".


El plan de acción

No existen declaraciones ni documentos oficiales argentinas sobre la existencia del Operativo Soberanía, sin embargo, la cantidad de testimonios en todos los estamentos de la sociedad argentina es tal, que nunca se ha puesto en duda su existencia. Pero a partir de las experiencias personales de los partícipes, es difícil establecer las condiciones, fines y medios que planearon sus gestores.

El ataque sería precedido por una denuncia argentina ante el consejo de seguridad de las Naciones Unidas de una ocupación militar de las islas por parte de Chile.

Las fuerzas armadas argentinas desembarcarían en las islas y en caso de que las tropas de elíte chilenas que protegían las islas opusieran resistencia, se invadiría el territorio continental de Chile, buscando a lo largo de la frontera el frente que ofreciese menos resistencia para cortar el país en por lo menos un lugar y así obligar a Chile a aceptar las condiciones argentinas.

La Armada argentina dispuso, en la zona del litigio, tres grupos de batallas:

El primero encabezado por el PAL (Portaaviones Liviano) ARA Veinticinco de Mayo (V-2), con su completo GAE (Grupo Aéreo Embarcado) formado por: 8 aviones Douglas A-4Q, 4 Grumman S-2 Tracker, 4 helicópteros Sikorsky S-61D4 Sea King y un Alouette) con el destructor misilístico ARA Hércules (D-2Cool (con al menos dos misiles MM-38 Exocet) y las novísimas, para ese entonces, corbetas misilísticas Clase A-69 ARA Drummond (P-1), actual P-31 y ARA Guerrico (P-2) actual P-32 (ambas con cuatro misiles MM-38 Exocet cada una) en funciones de escolta.

El segundo grupo era encabezado por el crucero ARA General Belgrano (C-4) y los destructores ARA Rosales (D-22), ARA Bouchard (D-26) con 4 misiles MM-38 Exocet y el ARA Piedra Buena (D-29), este grupo cubría a la fuerza de desembarco compuesta por el buque de desembarco dique (BDD) ARA Cándido de Lasala (Q-43) y el buque de desembarco de tanques (BDT) ARA Cabo San Antonio (Q-42), también navegaba en este grupo de tareas el buque tanque ARA Punta Médanos (B-1Cool y otros buque tanques de YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales).

El tercer grupo desplegado agrupaba a los destructores ARA Py (D-27), ARA Seguí (D-25) ambos con cuatro misiles MM-38 Exocet cada uno, el ARA Almirante Storni (D-24) y ARA Domecq García (D-23).
Desde la Base Naval Ushuaia operaba la Agrupación Lanchas Rápidas con las ARA Indómita (P-86) y ARA Intrépida (P-85), junto a las lanchas torpederas ARA Towora (P-82) y ARA Alakush (P-84).

Los cuatro submarinos del Comando de la Fuerza de Submarinos (COFS) fueron despachados al sur, y establecieron zonas determinadas de patrulla en el área del conflicto, estos submarinos eran los Clase Balao GUPPY II ARA Santa Fe (S-21) y GUPPY IA ARA Santiago del Estero (S-22) y los Clase 209 ARA Salta (S-31) y ARA San Luis (S-32).

También fueron desplegados los medios del Comando de Aviación Naval (COAN), los Lockheed SP-2H Neptune brindaban descubierta de la flota enemiga para el posterior ataque de los medios embarcados. Desde la Base Aeronaval Hermes Quijada, como desde el Aeropuerto de Ushuaia fueron desplegados aviones de ataque North American Aviation T-28 Trojan/Fennec y los Aermacchi MB-326 junto a otros aviones logísticos y de transporte.

El 15 de diciembre de 1978 a las 14:40 horas un Douglas A-4Q argentino en funciones de patrulla aérea de combate interceptó un avión Aviocar de la Armada de Chile que se encontaba en funciones patrulla marítima, en 55°55??S, 63°48??O, a 150 nudos de velocidad y a 5.000 pies de altura. Luego, a las 15:29 horas se despacharon tres aviones más para efectuar la interceptación y el reconocimiento de los «lobos». El 19 de diciembre de 1978 a la 04:49 hora un Douglas A-4Q interceptó a otro avión Aviocar de la Armada de Chile, también en funciones MPA, en la posición 54°30??S, 60°53??O, a una velocidad de 150 nudos y a 3.000 pies de altura.

En la noche del 21 al 22 de diciembre de 1978, tras más de 20 días en alta mar y por lo menos una postergación del inicio de las hostilidades, los buques argentinos con tropas y material de desembarco enfilaron hacia la zona de conflicto para iniciar la operación anfibia que establecería la soberanía argentina sobre las islas.


Instrucciones Políticas Particulares

Para la fase posterior a la ocupación de las islas se prepararon las Instrucciones Políticas Particulares para la Zona Austral para la Etapa Posterior a la Ejecución de Actos de Soberanía en las Islas en Litigio que preveían:

la definición del espacio geográfico en que Argentina impondría sus supuestos derechos de soberanía por las armas.

los nuevos derechos de navegación que la armada argentina le concedería a Chile.

procedimientos en caso de negación chilena:
(textual:) "No se acatarán intimaciones ni aceptarán protestas chilenas de ninguna especie, ni aun las formuladas bajo amenaza del empleo de las armas"
(textual:) "3.2) Cuando como consecuencia de una intimación chilena no acatada se sea objeto de ataque con armas, se utilizarán las propias a discreción, cesando de inmediato en su empleo cuando se hubiere logrado inutilizar al adversario."
(textual:) "3.3) Si como resultado de la acción anterior existiesen náufragos o heridos chilenos, se procederá a rescatarlos y brindarles atención, trasladándoselos detenidos adonde lo disponga el Comando del Area Naval Austral."
(textual:) "3.4) Igualmente, si en el transcurso de dicha acción se detuvieren nacionales chilenos, se procederá a trasladarlos adonde lo indique el Comando del Area Naval Austral."

Si una nave chilena violase las nuevas reglas de navegación se previó:
ayudarle, si fuese por error involuntario.
intimación en caso de intencionalidad.
(textual:) "4.2.5) Si a pesar de ello continuaran en su propósito, se recurrirá al empleo de las armas en la medida de lo necesario para impedir al adversario la consumación de su propósito o para inutilizarlo, cesando de inmediato en ese empeño cuando se hubiese logrado tal propósito."
(textual:) "4.2.5) Si en el transcurso del incidente se fuese objeto de ataque con armas, se utilizarán las propias a discreción, cesando de inmediato en su empleo cuando se hubiere logrado inutilizar al adversario."

El despliegue defensivo de Chile

Chile, al que le eran conocidos los movimientos de la flota argentina así como los lugares en que estaban las concentraciones de tropas argentinas, había puesto sus tropas a lo largo de la frontera en máxima alerta y la escuadra chilena esperaba ya a la argentina en el mar austral. No habría un factor sorpresa. Incluso en el libro "La escuadra en acción", el jefe de la escuadra chilena, vicealmirante Raúl López, no es concluyente en el sentido si esperaría a la flota argentina o la atacaría antes.


La orden de abortar

Si acaso tropas argentinas llegaron a entrar a Chile continental o solo esperaron la orden de ataque en la frontera no puede ser determinado con certeza. Fuentes argentinas afirman que sí cruzaron la frontera y que les fue dada la orden de contramarcha cuando ya habían ingresado a territorio chileno, aunque esto contradice la teoría de que la invasión al territorio continental de Chile solo ocurriría en caso necesario.

Tampoco la armada argentina concurrió al lugar del desembarco. Horas antes, se alejó de la zona del conflicto.

La fuerte tormenta que demoraba el inicio de las operaciones militares argentinas en la región austral dió tiempo a la llegada a Buenos Aires de la noticia que el papa Juan Pablo II había ofrecido mediar en el conflicto. Tras una hora de discusión en la junta militar argentina, se aceptó la mediación papal, dejando de lado la tesis de que la negociación directa era la única salida pacífica al conflicto, y se dio la orden de contramarcha a las tropas y a la flota.

Por qué Argentina no dio el paso final es una pregunta que no tiene respuesta conocida. Sin duda, la autoridad moral del papa Juan Pablo II fue una razón. También la certeza de que serían condenados internacionalmente como agresores (como se lo advirtió el embajador norteamericano a la junta militar en Buenos Aires) puede haber jugado un rol en la decisión. Además la seguridad de una resistencia "simbólica" de parte de Chile y una victoria fácil se fue desvaneciendo día a día al ver que a pesar de los intentos de amedrentamiento Chile no cambiaba su posición.


Costo económico

La operación soberanía fue la consecuencia más belicosa del rechazo argentino al Laudo Arbitral de 1977, pero la tensión continuó hasta incluso pasada la Guerra de las Malvinas causando a ambos países costos económicos enormes
Volver arriba Ir abajo
 
Operación soberanía u Operativo afianzamiento de la soberanía?
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Operación soberanía u Operativo afianzamiento de la soberanía?
» Operativo en Isla del Este en el delta de Tigre.
» Operación Verano 2011,¿quien se anima?
» Fracaso de Operación Destete
» Castro y la Operación RYAN

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
CHILE * DEFENSA :: HISTORIA :: Conflictos contemporáneos latinoamericanos-
Cambiar a: