CHILE * DEFENSA

CHILE * DEFENSA

*** FORO MILITAR ***
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 La mentira y el mito sobre el Bliztkrieg

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
El_Empanada
BRIGADIER
BRIGADIER


Unidad : No. 617 Squadron
Mensajes : 1008
Localización : Osorno
Fecha de inscripción : 16/02/2010
Edad : 26

MensajeTema: La mentira y el mito sobre el Bliztkrieg   Dom 23 Mayo 2010, 02:00

Quizás uno de los términos más identificables para muchos, tanto civiles como militares, que muchos ponen como la perfección de las artes militares, curiosamente resulta ser no mucho más que una amalgama de cosas que nunca tuvieron orden, de mentiras, la exageración y la desinformación.
Para entender bien que realmente es (o mejor dicho no es) el Blitzkrieg, hay que hacer un análisis sobre lo que pasó antes, durante y después de la Primera Guerra Mundial. Partamos analizando la situación prusiana (y posteriormente alemana).

Conceptos claves en la guerra según la tradición prusiana (y muy exitosamente aplicados en la Guerra Franco-Prusiana) eran los conceptos de Bewegungskrieg, Kesselschlacht, Schwerpunkt, Vernichtungsgedanke y Auftragstaktik.
El primero (literalmente Guerra de Maniobras) hacía hincapié en que la victoria se logra no en el campo de batalla de por sí, sino que por medio de las maniobras inhabilitar al enemigo de poder responder de manera coordinada, haciendo especial énfasis en atacar las conexiones del enemigo (sean comunicacionales como logísticas) y a las reservas que se dirigen al campo de batalla antes de que estén en condiciones de plantear pelea.
El segundo (Batalla de Caldero) destacaba la utilidad de atrapar mediante maniobras envolventes a las fuerzas opositoras, tanto como para despedazar al enemigo y poder desarmarlo por partes, como para liberar unidades que podrán penetrar profundamente al enemigo y evitar que este se reorganice (concepto retroactivo con el anterior).
El tercero apunta hacia la concentración de fuerzas en puntos específicos, de modo que aunque inferior en el plano general, en puntos específicos claves se fuera superior, de modo de lograr el quiebre ahí y proceder según mandan los dos principios anteriores, y de esta forma desequilibrar al enemigo y vencerlo a pesar de que en forma tradicional no se le podría ganar a un ejército superior.
El cuarto (Concepto de Aniquilación) , junto al tercero son herencia del análisis de Von Clausewitz, hace referencia a que un ataque rápido y decisivo con el uso de maniobras permite destruir el equilibrio actual del enemigo y el mantenimiento de las operaciones le impedirá remotar la iniciativa. Aunque parece una combinación de los dos primeros, no es tan así dado que su compresión va mas al nivel estratégico que al operacional.
El último (Tácticas de Misión) es referente a la forma de como se dan las órdenes. En vez de dar órdenes precisas el comandante de una operación le daba a sus subordinados el objetivo de la operación, el como en líneas generales se llevaría a cabo, y las unidades el plazo de tiempo con que contarían, de ahí estos harían lo mismo con sus unidades subalternas y así. También ponía un gran énfasis en la iniciativa y en no esperar órdenes de superiores. Esto nace dado de que entre más abajo te encuentras en la cadena más cerca estás de la acción y tienes mas conciencia de lo que pasa a tu alrededor. Es mucho más fácil para un comandante de batallón decidir que hacer con el batallón que para el comandante de cuerpo (que no solo no está en directo contacto con la situación, sino que esta comunicacionalmente mas distante).

Una vez entendido esto podemos proceder a ver como se comportaron los alemanes en el campo de batalla. Las Guerras de Reunificación fueron la expresión pura de estos conceptos aplicados según la tecnología del momento. Por ejemplo durante la Guerra Franco-Prusiana el ejército alemán llevó a cabo maniobras que le permitieron envolver (y destruir) a partes significativas del ejército francés y con esto lograron llegar a París sin grandes contratiempos y ganaron la guerra de manera.

De ahí en la Primera Guerra Mundial, el concepto era el mismo, el Plan Schlieffen proponía un golpe devastador (Vernichtungsgedanke), que mediante maniobras en el plano local (Bewegungskrieg, Schwerpunkt y Kesselschlacht) permitirían consolidar la iniciativa y vencer al enemigo. Ahora el error de los alemanes fue mas técnico, dado que no entendieron como las nuevas innovaciones (como el avión y la ametralladora) afectarían las operaciones, lo cual llevó a que finalmente fuesen detenidos en la Batalla del Marne. Lo que siguió fue la re-evaluación del como se debía luchar, lo que llevó al derramamiento de sangre de Verdún y Passchendaele (entre otros). Y por muchos es ignorado que lo que terminó quebrando la guerra de trincheras no fue el tanque, sino las ofensivas alemanas de 1917 y 1918, que volviendo a los principios básicos prusianos adaptados a la época logró devolver el dinamismo a la guerra. Ahora también cabe no olvidar que también se luchó en el Este, donde a diferencia del Oeste jamás el frente se empantanó, y en los campos de batalla de Polonia y Rusia los alemanes vieron confirmado que una fuerza aunque más pequeña, si es mejor organizada y con ciclos de decisión más cortos, esta se terminará imponiendo (Auftragstaktik).Clave es entender eso sí que una de las deficiencias reales de los alemanes es que todavía no entendían (y de hecho en la época todavía se hablaba de solo dos niveles, el táctico y el estratégico) el nivel operacional, claro lo dejó el General Erich Ludendorff cuando le preguntaron sobre la ofensiva de Primavera, "haremos un agujero en sus líneas y de ahí veremos que pasa".

Después de terminada la guerra, los alemanes se enfocaron en estudiar cuales fueron las causas de su derrota (mayormente a nivel táctico y principalmente operacional). De esto los principios prusianos salieron reforzados, demostrando su validez siempre que se tuviera en consideración como cambiaba la guerra con las nuevas tecnologías. El uso de tanques en unidades con apoyo móvil de infantería, artillería e ingenieros se hizo algo natural, dado que le daba una ventaja decisiva en fuerza y velocidad con una buena concentración de fuerza, de modo que lograr la ruptura y consecuente desarme de la capacidad de respuesta del enemigo se podía hacer de mejor manera. Teóricamente no se vio nada nuevo bajo el sol, simplemente tomar las tecnologías disponibles a buen uso.
La invasión de Polonia en sí fue un campo de prueba de las unidades, mientras se usó una aproximación más tradicional donde las fuerzas de tanques no estaban concentradas y bajo la autoridad de los generales de infantería. La victoria no fue producto de nada revolucionario, solo una compresión de como pelear una guerra.
La campaña en el Oeste tampoco fue muy distinto, es más, es tan así que la estrategia inicial era igual a la de 1914, y fue por el fortuito hecho de que los planes en Enero cayeron en manos de los Aliados que se produjo la versión final del ataque, en el que por orden misma de Hitler se puso énfasis en la sorpresa inicial a nivel operacional. Fuera de eso de peleó como sabían los alemanes (maniobras, envolvimientos, uso combinado de las armas) y el resultado fue tanto producto de la superioridad doctrinaria de los alemanes como por las muchas malas decisiones del mando aliado. Tan así es que la invasión de Francia y los Países Bajos terminó mucho mejor de lo que nadie en Alemania esperaba. Y todavía es más olvidado que de hecho el mundo vio (pero no se percató) de que ya demostraba falencias la aproximación alemana. Durante la Batalla de Arrás, unidades blindadas dirigidas aliadas dirigidas con iniciativa pusieron en fuertes aprietos a la 7ª Panzer de Rommel, donde de no ser por la total supremacía aérea alemana la batalla podría haber terminado mal para los alemanes, efectivamente paralizando la ofensiva (tanto Hitler como el alto mando alemán estaban muy preocupados por las brechas que se abrían entre las divisiones Panzer y el grueso del ejército que era infantería con equipos arrastrados por caballos).
Recién después de esta victoria los alemanes se sintieron a gusto con las grandes operaciones de tanques, como se ve en las campañas del 41-42.

Ahora el por qué de la derrota alemana está dado por dos grandes motivos, uno es la nefasta influencia de Hitler, que mediante sus negativas a adoptar una defensa flexible dejó de manos atadas la forma de hacer la guerra alemana, la pérdida de la superioridad aérea que le permitió a los aliados y rusos la disrupción del esfuerzo de guerra alemán (algo muy propio de los conceptos prusianos como se darán cuenta) y finalmente el tema de que Alemania no estaba lista para la guerra. La falta general de equipos significó que si las divisiones Panzer no podían abrir el frente, las unidades de infantería que dependían del caballo no estarían en forma de lograr ni defenderse ni atacar a un enemigo que aunque mas disperso, poseía de amplia movilidad en todas sus unidades. De hecho la que quizás fue la operación más espectacular de la guerra (la Operación Bagración) que llevó a la destrucción total el Grupo de Ejércitos Centro en 1944, que fue la máxima expresión de la doctrina rusa llamada Batalla Profunda (que es lo mismo que la doctrina prusiana, con la gran diferencia de que se cambia el énfasis a destruir el enemigo no en una batalla decisiva, sino que a través de un continuo de grandes batallas), fue producto de que los rusos contaban con medios motorizados para todas sus unidades, cosa con la que los alemanes solo soñaban.

Esto fue producto de que los alemanes entraron en guerra mucho antes de lo que presupuestaban. Se suponía que la Luftwaffe estaría lista en 1942, el Heer en 1944 y la Kriegsmarine en 1949. Y esta preparación no apuntaba a una serie de guerras cortas como mucho se ha planteado, la idea giraba en torno a una gran fuerza militar capaz de llevar a cabo una gran y larga guerra total. El inicio de la guerra en 1939 pilló a toda la Wehrmatch mal parada, la Luftwaffe había sacrificado la disponibilidad inmediata de grandes bombarderos estratégicos para tener una flota mayor, el Heer que apenas tenía unas cuantas divisiones Panzer y la Kriegsmarine con un par de barcos que no podían mas que demostrar que sabían morir con honor, como dijo el Almirante Raeder. Fueron las políticas de Hitler que metieron a la guerra a Alemania antes de estar lista.

Por último y para cerrar, merece especial atención la actuación de la Luftwaffe, dado que mucho se ha dicho del rol que tenía esta en el Blitzkrieg. Cosa que no puede ser más distinto a la realidad, de hecho es tan así que muchas páginas se escribieron sobre el uso estratégico del arma aérea, pero pocas sobre la cooperación aire-tierra. También cabe decir que el bombardeo de terror tampoco fue nunca parte de la doctrina aérea, sino que los alemanes apuntaban a objetivos militares (cruces de trenes, bases militares, cuarteles, etc.) pero la falta de precisión para los ataques los hacia tomar la solución práctica de arrasar con el área donde estaban dichos objetivos. Ahora es necesario decir que a diferencia de otros países los alemanes si aceptaban que el apoyo aéreo era parte natural de la guerra, dado el propio objetivo estratégico de la Luftwaffe que fue fijado por el propio Goering, "la destrucción de las fuerzas armadas enemigas", y si esto significaba cooperar con el Heer, no hacían dramas (y de hechos fueron pioneros en la cooperación aire-tierra) Lo que nadie dice eso sí es que la idea de los Stukas apoyando de cerca a las divisiones Panzer no fue sino hasta la Operación Barbarrosa en 1941 nada más que "un sueño en la mente de Goering y pesadillas irreales en las mentes de los planificadores aliados", como dice un libro que tengo.

_________________










Volver arriba Ir abajo
PillanFAH
CORONEL
CORONEL


Mensajes : 986
Localización : Tegucigalpa, Honduras
Fecha de inscripción : 17/02/2010
Edad : 36

MensajeTema: Re: La mentira y el mito sobre el Bliztkrieg   Jue 27 Mayo 2010, 20:44

Interesante lectura Empanadita, definitivamente como es posible que una organizacion altamente profecional como fueron las FF.AA alemanas antes de la 2GM cayeran por las malas influencias y estribas de un demagogo como Hitler asi lo calificaba Lunderdorff.

Siempre me he preguntado es que acaso no habia algun General y especialmente de los prusianos que desiafiara al cabo de bohemia y su partida de fanaticos nazis, talves creo que al que si le tenia miedo en mi opinion en particular seria a Heinz Guderian lastima que el mariscal no pudo quitarle el mando a ese desquisiado.

Definitivamente la llegada de Hitler fue la aberracion de una mente retorsida comida por el odio, el egoismo y resentimiento social y como ser un artista pintor frustrado con un elevado complejo de inferioridad, que lo aprovecho fue su dialectica para manipular al pueblo aleman y llevarlos al desastre completo.

Mas adelante, despues de esta reflexion postiare una interesante lectura que se complementa al tema.
Salu2 desde Honduras.
Atte. PillanFAH sold.


Última edición por PillanFAH el Vie 28 Mayo 2010, 15:19, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
PillanFAH
CORONEL
CORONEL


Mensajes : 986
Localización : Tegucigalpa, Honduras
Fecha de inscripción : 17/02/2010
Edad : 36

MensajeTema: Re: La mentira y el mito sobre el Bliztkrieg   Vie 28 Mayo 2010, 15:15

Un grupo selecto.

La organización que ha alcanzado mayor prestigio ha sido la Reichswehr o la wehrmacht o cualquier otro nombre que adoptase el Alto Estado Mayor Aleman , posiblemente por que los que fueron miembros de esta trabajaban con una tensión increíblemente mayor.
La laboriosidad prusiana ha sido siempre una cualidad que el resto del mundo ha contemplado con recelo.

La orgullosa Tradicion
“El genio es trabajo”, fomentando el entusiasmo nacional y un sentido del deber seria posible sacar al estado un ejercito para que lo defendiese de la agresión , unir al ejercito y la nación en lazo mas estrecho. Se necesitaban las cualidades del aprendizaje como los conocimientos de táctica, estrategia, tecnoligia, , lectura de mapas, geografía, lenguas y adminitracion necesarios para el mando. Los mejores alumnos eran destinados al Alto Estado Mayor.

El comandante de un ejercito necesita un estado mayor capaz de reunir y evaluar la información sobre la localización del enemigo y de sus posibles intenciones, habrá que coordinar tal información con los movimientos de sus propias formaciones. Lo que a su vez, requerían disponer de un estado mayor en la comandancia de cada formación, adiestrados según los métodos uniformes para responder eficazmente a las ordenes del comandante del ejercito.

Lo primero significaba que cada jefe de estado mayor compartía con su comandante la responsabilidad de las decisiones expresadas en ordenes. En caso de discrepancia, aquel podía comunicar sus opiniones directamente al jefe del Alto Estado Mayor. Y permitió a sus miembros hacer valer su autoridad colectiva por encima de unos comandantes irresponsables o ineptos.

Los comandantes y sus estados mayores podían hacer uso asi de la iniciativa aprovechando las oportunidades imprevistas, siempre y cuando sus acciones fuesen consecuentes con el objetivo principal.
El ejercito derrotado al que se le permite escapar del campo de batalla puede revivir rápidamente y atacar de nuevo.

Las guerras perdidas reclaman un examen de los hechos con mayor insistencia que las ganadas. Nos impiden descansar y nos obligan a reflexionar, en tanto que las victorias alejan el peligro que se esconde en la autoconfianza del vencedor.

La forma cambia, el espíritu permanece inalterado. ES el espíritu del cumplimiento del deber, silencioso y desinteresado, en servicio del Ejercito, los oficiales de estado mayor no tiene nombre.
Habia tres o cuatro problemas que se debían contestar en un plazo de seis horas. Si algún factor individual predominaba, era la excelencia en el cumplimiento de los deberes militares.

Se hacia incapie en el principio básico de dejar al comandante y su estado mayor libertad en la elección de los métodos y medios mas adecuados para la ejecución de las misiones a ellos encomendadas.
Y permitir que todos los participantes se conociecen personalmente, fomentando asi una cooperación y un entedimiento mas estrecho.


Tomado y recopilado del libro: "Un Grupo Selecto" por el Dr. Leach y Barrie Pitt.
Cortesia del Ing. Francisco Jose Banegas Rivera de la coleccion del Gral. de Brigada (r) don Jose de Jesus Banegas Medina.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La mentira y el mito sobre el Bliztkrieg   Hoy a las 19:02

Volver arriba Ir abajo
 
La mentira y el mito sobre el Bliztkrieg
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La mentira y el mito sobre el Bliztkrieg
» Prejuicios y mitos sobre el destete.
» ALMUDENA GRANDES:" Mentira podrida"
» Sobre decir la verdad y las mentiras piadosas
» 10 cosas interesantes sobre la informatica

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
CHILE * DEFENSA :: HISTORIA :: 2da Guerra Mundial-
Cambiar a: